Medidas contra el fraude: Ley 7/2012 … ¡¡¡ Al ladrón !!!

El pasado 30 de octubre se publicó la Ley 7/2012 de medidas para la lucha contra el fraude.

Si tardamos tantos días en hablar de la Ley es por testar las opiniones sobre la misma y poder establecer un criterio propio a la hora de hablar de ella. Son demasiados cambios en materias muy importantes.

¿Conseguirá combatir el fraude?

¿Son medidas correctas?

¿Echamos de menos más medidas?

Analicemos la Ley.

En primer lugar, que quede claro que aplaudimos cualquier iniciativa que pretenda atajar el fraude fiscal, auténtica lacra de nuestro sistema tributario y cuya existencia provoca graves perjuicios a nuestra economía. Sin embargo, otra vez más, criticamos alguna de las medidas aprobadas, cuyo contenido es injusto en ocasiones o simplemente ineficaz para luchar contra el fraude.

Varias de las medidas vuelven a demostrar la ineficacia del Estado para luchar contra el fraude. Recordemos que la famosa “amnistía fiscal” no deja de ser un sinónimo de esa incapacidad. Pese a ello, es obligación del Estado mejorar en esa lucha, así que esperamos que poco a poco estas y otras medidas ayuden de verdad a impedir el fraude fiscal.

Es complicado atajar el problema. A nuestro entender, España es un “país defraudador”, y cuando digo ésto me refiero a un problema educacional, que tardará mucho en corregirse. Todo el mundo piensa en cómo poder engañar a Hacienda. Son comunes las llamadas a los asesores diciendo “¿cómo puedo engañar a Hacienda?”, cuando la pregunta correcta debería ser “¿cómo puedo pagar menos dentro la legalidad?”. Deseamos que poco a poco se vaya corrigiendo esa mentalidad, y el Estado parece estar dispuesto a conseguirlo, aunque sea a la fuerza.

MEDIDAS MÁS DESTACADAS

Límite de 2.500€ a los pagos en efectivo cuando una parte sea empresario

Importante aumento de las sanciones tributarias

Información sobre bienes en el extranjero

Exclusión de “módulos” de diversos empresarios por su facturación

Cambios en el IVA de operaciones inmobiliarias

Aumento de la responsabilidad de administradores en entidades mercantiles

Límite de 2.500€ a los pagos en efectivo cuando una parte sea empresario (artículo 7 de la Ley)

Quizás la medida con mayor difusión. A partir del 19 de noviembre (es la única medida que no entró en vigor el pasado 31 de octubre) cuando en una entrega de dinero una de las dos partes sea empresario o profesional se limitará el pago en efectivo a 2.500€. Pasando por el banco, las operaciones podrán tener mayor control tributario. Si una misma operación se realiza en varios pagos, si la suma de todos es superior a los 2.500€ también deberá hacerse cada pago por banco.

La medida nos parece correcta sin más. Por ejemplo, no entendemos porqué no se extiende la obligación para todas las operaciones, incluso entre particulares. ¿Es qué los particulares no defraudan? o dicho de otra forma ¿los únicos defraudadores son los empresarios? Extender la medida a cualquier operación sería más eficaz (pensemos en el dinero en efectivo que se mueve en las compraventas de inmuebles entre particulares).

Tampoco parece complicado evitar ese límite. Si compro unas mercaderías por importe de 4.000€, sería tan sencillo como realizar dos facturas de 2.000€ y poderlas pagar en efectivo. Será complicado demostrar que esas dos operaciones son la misma. Entramos en un terreno subjetivo siempre peligroso en materia tributaria.

Aparece también en este apartado la figura del “chivato“. Si una parte denuncia una operación en efectivo por encima del límite, se libra de la sanción. Sin comentarios.

Importante aumento de las sanciones tributarias (artículo 1)

Sin mucha publicidad, se ha aprovechado para un, a nuestro entender, incremento desproporcionado de las sanciones por infracciones tributarias. A partir de ahora cuidado incluso con los descuidos, porque nos va a costar muy caro. No atender un requerimiento de la Agencia Tributaria puede derivar en una sanción de 3.000€. Pensemos en un vecino gracioso que nos recoge una notificación tributaria y se olvida de entregárnosla. Así que mucho cuidado a partir de ahora si recogemos una carta de Hacienda pidiendo algo. Más vale que salgamos corriendo a la Administración más cercana.

No “colaborar” con la inspección tributaria también tendrá una fuertes sanciones: entre 1.000€ y 100.000€. La pregunta es ¿quién valora si he colaborado o no con la inspección? De nuevo aparece la subjetividad por parte del inspector. Y así podríamos con varios ejemplos de las nuevas sanciones aprobadas.

Esta medida no la compartimos. Nos hubiera valido con un aumento de sanciones en casos más graves (ocultación de datos dolosa, varios requerimientos sin atender, obstrucción a las labores de inspección, …) pero un simple despiste ahora costará mucho más caro. La medida tiene un único fin: recaudar más. Hay que ingresar dinero como sea y a quién sea. No vemos fraude en ciertas infracciones que ahora van a ser duramente castigadas.

Información sobre bienes en el extranjero (artículo 3 y 4)

Con la controvertida “amnistía fiscal” (de la cual ya hablamos en otra entrada) el Gobierno ha permitido “legalizar” bienes ocultos en el extranjero por una módica cantidad. A partir de ahora, quien no lo haya realizado, que se atenga a las consecuencias. Este mensaje se desprende de las nuevas medidas aprobadas respecto a estos bienes ocultos por los contribuyentes (tanto personas físicas como jurídicas). Incremento significativo de las sanciones por esta ocultación (mínimo 10.000€), además de ser consideradas como ganancias patrimoniales no justificadas a efectos del impuesto.

Nos parece una medida correcta el endurecer estas sanciones y no las comentadas anteriormente de simples despistes. El problema seguirá siendo el anterior. ¿Cómo va a encontrar la Agencia Tributaria esos bienes ocultos? Si antes no lo ha conseguido, parece complicado que lo consiga ahora.

Exclusión de “módulos” de diversos empresarios por su facturación (artículo 3)

El régimen de estimación objetiva de IRPF, más conocido como “módulos”, supone que un empresario paga impuestos según un cálculo realizado por la Agencia Tributaria en virtud de la dimensión de su empresa (personal, superficie de local, vehículos, …) en lugar de atender a un criterio contable (ingresos-gastos). Este sistema supone que hasta cierto límite (450.000€ de ingresos y 300.000€ de gastos) el empresario puede ganar lo que quiera que no pagará más impuestos.

Cierto es que esta situación provoca que los empresario en módulos sean un foco bastante claro de fraude, “vendiendo” facturas falsas a otros empresarios que se las deducirán vía impuestos sin que su resultado tributaria varíe. Sin embargo ¿todos los empresarios que tributan por módulos cometen fraude? La respuesta es claro: NO.

Pues bien, con las nuevas medidas adoptadas, una parte de estos empresarios deberán salir del régimen de módulos. En esta tabla se puede ver la lista de epígrafes afectados por la medida. ¿Quienes y cuándo?. Pues habrá que atender a la facturación de sus empresas. Y habrá que ver dentro de esa facturación si más o menos del 50% de sus facturas están emitidas a otras empresas:

  • Si la empresa ejerce una actividad dentro del grupo 7 de la tabla anexa (transportistas y servicios de mudanza) el límite será de 300.000€ de ingresos al año.
  • Si la empresa ejerce una actividad del resto de la tabla anexa (sobre todo empresas relacionadas con el sector de la construcción) el límite sera:
    • 50.000€ de ingresos al año si el año anterior ha tenido más del 50% de los ingresos a otras empresas.
    • 225.000€ de ingresos al año si el año anterior ha tenido menos del 50% de los ingresos a otras empresas.

Todas las empresas que tributan por módulos y no están en la tabla anexa, no tendrán variaciones de ingresos o gastos para el año que viene. Se mantienen las mismas reglas que hasta ahora.

Esta medida supone que si un fontanero ha facturado en el año 2012 100.000€ y de ellos 80.000€ ha sido a empresas y 20.000€ a particulares, el año que viene 2013 deberán salir de módulos y tributar por estimación directa (ingresos – gastos). Como éste se podrían poner más ejemplos.

¿Qué opinión nos merece la medida? Pues obviamente no la compartimos en absoluto. En primer lugar, se podría plantear el por qué de la existencia del régimen de módulos. A mí juicio es injusto para muchos empresarios que no se pueden acoger a este sistema. Pero esta discusión la dejamos para mejor ocasión. Pero una vez que existe, ¿por qué pensamos que todos esos empresarios cometen fraude?. Porque está claro que si se regula de esa forma es porque están siendo acusados indirectamente que comenten o van a cometer fraude.

Recuerdo una película de Tom Cruise: “Minority Report“. En ella, se detiene a la gente antes de cometer un crimen. Es decir, tienen un sistema para saber que una persona va a cometer un crimen antes de cometerlo y entonces lo castigan como si lo hubiera cometido. Pues ésto de los módulos (salvando las diferencias) me ha recordado a ese “pre-crimen“. Como yo, Estado, pienso que los empresarios en ese régimen van a cometer fraude, les quito ese beneficio fiscal de acogerse a módulos antes que cometan el fraude (medida “pre-fraude”). Increíble. Una vez más, se demuestra la incapacidad del Estado para perseguir el fraude. En lugar de lograr encontrar a aquellos empresarios que sí están cometiendo fraude en estas actividades, castigo a todos por igual (justos por pecadores).

Cambios en el IVA de operaciones inmobiliarias

Se introducen nuevos supuestos de inversión del sujeto pasivo para operaciones inmobiliarias. Sin aburrir mucho al personal con la explicación, la inversión del sujeto pasivo se produce en IVA cuando el obligado a ingresar el impuesto en la Agencia Tributaria no es quién realiza el servicio, sino quién debe pagar ese servicio. ¿Con qué fin? Evitar que quién recauda el IVA (el prestador del servicio) no ingrese el impuesto, pero teniendo que soportar las arcas públicas la deducción de ese IVA que obviamente va a realizar el pagador.

Qué lío … Uno de los supuestos nuevos será cuando el servicio esté relacionado con la construcción de edificios. Ejemplo:

“La empresa A encargado de realizar una promoción de viviendas, encarga a la empresa B el sistema eléctrico de la construcción.

La empresa B, para cobrar su trabajo, emite una factura a la empresa A por valor de trabajo, 10.000€. El IVA de esa operación es 2.100€ que se suma a los 10.000€.

La empresa A paga 12.100€ a la empresa B. La empresa A, en su declaración de IVA, deducirá 2.100€ de IVA que ha pagado. La empresa B, por su parte, deberá ingresar ese IVA recaudado en la Agencia Tributaria.

Si la empresa B no ingresa, el Estado pierde 2.100€ que sí ha permitido deducir a B.

Para paliar ésto, se decide que a partir de ahora, la empresa B no recaude el IVA, simplemente reciba los 10.000€ de su trabajo. ¿Y qué pasa con el IVA? Pues que será la empresa A quien los ingresará en Hacienda en lugar de B.”

La medida ha generado un gran revuelo en el sector de las operaciones inmobiliarias y de la construcción. Las nuevas normas no son lo claras que deberían ser y hay muchos casos que quedan sin resolver. Seguro que poco a poco y con la ayuda interpretativa de la Dirección General de Tributos se van resolviendo las dudas.

La medida, aunque compleja, nos gusta. Todo lo que sea asegurar la recaudación del impuesto, bienvenido sea. El mayor problema será para las empresas que sólo facturan de esta forma y, por tanto, solo tendrán IVA soportado que recordemos solo se puede recuperar al final de cada año. Parece que la Agencia Tributaria pretende animar a esas empresas a incluirse en el sistema de recuperación mensual del IVA, sistema que ya sabemos que tiene un mayor control tributario. Parece una medida encaminada a ello “matando dos pájaros de un tiro”: asegurar la recaudación del IVA y animar a las empresas a entrar en el sistema de devolución mensual del IVA para controlarlas mejor.

Aumento de la responsabilidad de administradores en entidades mercantiles

Cuando se explica a un emprendedor las diferentes formas jurídicas de empresas, a todos les encanta las mercantiles (S.A., S.L., …) porque los socios tienen limitada su responsabilidad en posibles deudas de la empresa. Sin embargo, en la mayoría de los casos, los socios deben convertirse en administradores, y ahí la responsabilidad ya no es tan limitada. Cada vez más, surge normativa que extiende la responsabilidad a los administradores en caso de incumplimiento de la entidad.

Pues un paso más a esa extensión se ha producido incluyendo en esta Ley nuevos supuestos de responsabilidad subsidiaria de los administradores. A partir de ahora, si la sociedad no cumple sus obligaciones tributarias, puede que lo tenga que hacer el administrador.

La medida, aunque nos parece correcta porque muchas personas se amparan en sociedades para eludir responsabilidades lo que crea problemas en el tráfico económico, no está muy bien definida. Otra vez aparece la subjetividad para poder apreciar la responsabilidad del administrador. En concreto la Ley dice: “responsabilidad subsidiaria … cuando no haya intención real de cumplir …”. Aquí viene el problema: ¿ cuándo hay intención y cuando no? La intención es muy difícil de medir y otra vez podemos encontrar multitud de litigios para que un juez pueda decidir si hubo intención o no. Complicado asunto.

Otras medidas

  • Se aprueban varias medidas tributarias para empresas en concurso (en materia de IVA, de responsabilidades, …)
  • Modificación de la Ley del Mercado de Valores para transmisiones de inmuebles de entidades.

Aprovechar este final para enviar un cordial saludo a todos los asesores que nos dedicamos al mundo tributario. Mala época para nosotros, aprobación de cambios fiscales casi a diario que nos obliga a estar atentos. El cliente quiere respuestas y cada vez es más complejo poder darlas sin miedo a estar equivocado. Muchas de estas normas tardarán años en asentarse tras muchas consultas tributarias, resoluciones judiciales, … El derecho tributario exige cambios, pero quizás están siendo demasiados en un periodo corto de tiempo. Lo peor de todo es que parece que van a continuar …

Anuncios

Acerca de LINEA GESTION

Asesoría de empresas. Especialistas en emprendedores.

Publicado el 19/11/2012 en Actualidad, Asesoría Fiscal y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: