Fiscalidad del juego (1/3): Normativa actual

fiscalidadjuego

Llevaba tiempo pensando en escribir algo sobre la fiscalidad del juego en España. Pero la falta de tiempo y el querer abarcar demasiadas cuestiones sobre el tema, me ha hecho ir aparcando este artículo.

Pero ante la falta de rigor informativo en los últimos días al tratar el tema, me ha hecho decidirme a escribir.

Para que el tema no resulte demasiado pesado, voy a dividir el tema en tres artículos diferentes que se irán publicando en los próximos días:

— Normativa actual —

— Preguntas y respuestas —

— Otras cuestiones —

Vamos con la primera parte

Lo primero aclarar que considero juego a efectos de este artículo cualquier premio obtenido en los juegos de azar (apuestas, juegos de cartas, bingo, juegos de casinos, …) dejando fuera los premios de las loterías y apuestas del Estado.

¿Por qué es noticia?

Con la llegada del plazo para presentar la declaración de la renta del 2012, todos los medios informativos anuncian las novedades para esta nueva declaración. Aunque la noticia debería ser el aumento de tipos en el IRPF, vamos que a todos nos toca pagar más que en la del 2011, en la mayoría se ha incidido demasiado en la novedad de poder deducir las pérdidas en el juego.

Ante tal noticia, mucha opinión sesgada asegura la indecencia de “ayudar” al ludópata para que pueda desgravar lo que tira en los casinos. Entrevistas a pie de calle se alarman que el Gobierno prefiera deducir las pérdidas en el juego y eliminar la deducción de vivienda habitual, por ejemplo. “Deducción por ludopatía” se ha podido leer en algún diario. Un disparate.

Antes de opinar de algo, lo mejor es tener información sobre ello, pero es cierto que si la información que se da es errónea e incompleta, la opinión pública se deja arrastrar por el error. Hasta la Agencia Tributaria se ha visto obligada a emitir un comunicado desmintiendo tales informaciones: enlace del documento.

Así que voy a tratar de explicar, sin muchos tecnicismos, porqué no es exactamente así.

Regulación legal en el IRPF

En primer lugar, decir que la normativa del IRPF sobre el juego lleva mucho tiempo existiendo, y la casilla de la declaración donde declararlo no se ha tocado desde hace mucho tiempo. No es algo nuevo, ya existía.

En concreto, los premios obtenidos en los juegos de azar hay que incluirlos aquí en nuestra declaración de la renta:

JuegoIRPF

Estos premios integran parte de nuestra base imponible del impuesto. Es importante mencionar que se integran dentro de la parte general de la declaración. Sin querer perder mucho el hilo, nuestras rentas se integran o en la parte general (rentas de trabajo, rentas de arrendamientos, rentas de actividades económicas, …) o en la parte del ahorro (intereses de cuentas corrientes, ganancias patrimoniales derivadas de transmisiones como valores, inmuebles, …). La diferencia es que la base general se somete a un tipo impositivo progresivo, y la base del ahorro se somete a un tipo impositivo fijo.

Dicho de otra forma, las ganancias en los juegos tienen el mismo tratamiento que lo que ganemos en nuestro trabajo o en nuestra profesión. Es decir, que cuanto más ganemos, más pagamos según las tablas progresivas del impuesto, no se paga un % fijo. Ejemplo.- vamos al bingo y obtenemos un premio especial acumulado de 100.000€. En la casilla 300 de nuestra declaración tendremos que meter ese premio y tributar por él.

Novedad en el IRPF del 2012

Lo que diferencia la renta de este año a los anteriores, y lo que ha provocado un gran revuelo mediático los últimos días, es por la reforma introducida el pasado 27 de diciembre de 2012 con efectos retroactivos a 1 de enero de 2012: se permite compensar las ganancias en el juego con las pérdidas en el juego, pero solamente hasta dejar la ganancia en cero, es decir, las pérdidas nunca podrán superar a las ganancias.

Hasta ahora, se daba la paradoja, que si ganabas ese bingo de 100.000€ de nuestro ejemplo, pero podías demostrar que durante el año habías perdido 99.999€ en el bingo, daba igual. Tenías que tributar por los 100.000€. Algo totalmente injusto. Con la nueva normativa se pretende arreglar esa injusticia.

¿Por qué se ha regulado ahora?

Si era un error tan obvio en nuestra legislación, ¿por qué no se ha revisado antes? La respuesta es simple: el Estado no creía que nadie ganara dinero en los juegos de azar o le daba igual, no se perseguía. Dejando a un lado otro tipo de premios, el Estado no ha perdido ni un segundo en investigar las ganancias de jugadores de juegos de azar al considerarse siempre que todos son perdedores por naturaleza, por tanto, nadie tenía “ese problema”.

No nos engañemos, la opinión general es que esto es así. Un jugador de casino es un perdedor nato, un jugador de póker es un ludópata que pierde hasta su casa y un jugador de apuestas es un loco que tira su dinero.

Pues señores, ESTO NO ES ASÍ, y nunca lo ha sido. Pero por fin se han dado cuenta, por fin el Estado ha visto que sí, que hay ganadores, personas que ganan dinero con los juegos de azar, personas que viven “profesionalmente” de esas ganancias. Y claro, al ver eso, pues han decidido empezar a recaudar con esos jugadores, pero arreglando la injusticia que no pudieran restar las pérdidas de las ganancias.

¿Y por qué se han dado cuenta ahora? Pues mi respuesta también la tengo clara. POR EL JUEGO ONLINE. Llevamos muchos años pudiendo jugar por internet a todos estos juegos de azar. El Estado ha tardado mucho en darse cuenta. Han permitido que empresas extranjeras hayan operado sin pagar ni un impuesto en España. Esto se arregló el año pasado con la regulación de los operadores de juegos de azar online, estableciendo por fin unas licencias obligatorias para quien quiera operar en España. Cuando digo por fin, es porque se ha perdido mucho dinero no habiendo regulado el mercado antes. Ahora, las empresas pagan un canon o tasa por poder operar en España y deben establecerse aquí.

A raíz de ello, se han dado cuenta que hay muchos jugadores que ganan dinero y ahora quieren también conseguir impuestos con ellos. Si se reforma la norma con el tema de las pérdidas es porque por fin van a salir a buscar esos beneficios, algo que hasta ahora está claro que no han hecho, lo cual es también un error.

Pero cuidado, todo esto no quiere decir que los jugadores que han estado ganando dinero estos años en el juego online estuvieran “libres de impuestos”, no. Tenían que tributar igual que ahora (peor, porque no podían restar las pérdidas). Sin embargo, el Estado no les ha prestado atención y muchos de estos jugadores no “pasaban por caja”. Además, al no estar regulado el sector, el Estado no podía acceder a las ganancias a través de las empresas operadoras. Pero todo esto cambió con la nueva regulación: ahora las empresas están obligadas a dar todos los datos de los jugadores al Estado para su control.

Cambio legal de carácter retroactivo

Me llama la atención la aprobación de una variación legal con carácter retroactivo, es decir, que se aprueba en Diciembre del 2012, pero entra en vigor desde el 1 de Enero. ¿Por qué? Dos razones poderosas: los operadores del juego y los jugadores.

Por un lado, los operadores que han pagada grandes cantidades de dinero, comprueban que la legislación española no es grata para el jugador y eso hace que muchos decidan no jugar o dejar de jugar si lo estaban haciendo. Eso no puede ocurrir y presionan para obtener una mejor fiscalidad, aunque no la fiscalidad que quisieran, pero tiempo al tiempo.

Por otro lado los jugadores. Al regularse todo tan bien, algunas plataformas de jugadores se ponen en contacto con el Estado para intentar paliar esa regulación injusta de las ganancias en el juego. No digo que el Estado no lo supiera, pero quizás también han sido los propios jugadores quienes hayan encendido la luz para poder perseguir a esos jugadores.

En las recientes directrices de la Agencia Tributaria para el control tributario en el 2013 (enlace del documento), se “avisa” que van a destinar esfuerzos a intentar que todo el mundo tribute sus ganancias en los juegos online.

Diferencias entre el juego presencial y el juego online

Insisto mucho en el juego online porque creo que su aparición ha sido la causa de la atención tributaria explicada. Si no existiera, la ley no hubiera cambiado y el Estado seguiría sin vigilar a los jugadores porque los seguiría considerando perdedores. Tampoco hubieran recibido las presiones de los operadores y de los jugadores, sobre todo de los primeros.

La ley, obviamente, no diferencia las ganancias entre el juego presencial (en un casino por ejemplo) de las ganancias online. Sin embargo, las primeras seguirán sin estar vigiladas y las segundas sí lo van a estar. ¿Por qué? Porque no se va a molestar a los casinos. Intentar controlas las ganancias (y las pérdidas) en el juego presencial es inviable y no creo que cambie a corto plazo. Los casinos dejan mucho dinero al Estado cada año en tasas como para “provocarles” con una burocracia infernal, controlar lo que gana o pierde cada cliente.

Sin embargo, esto puede seguir resultado injusto para el jugador. Imaginemos que un jugador gana 10.000€ en partidas de póker online, pero pierde esos 10.000€ en partidas de póker en el casino. Pues me temo que tendrá que tributar por una ganancia de 10.000€, porque el casino no le va a dar un justificante de las pérdidas. Y no es que no se lo quiera dar, es que no hay obligación legal para ello. De hecho ya se han pronunciado los casinos al respecto y así lo han dejado claro: no darán ningún tipo de justificante por pérdidas.

Algunos podrán pensar: pago con tarjeta en el casino para comprar mis fichas y ya tengo un justificante para Hacienda… Pues no, obviamente comprar fichas no significa que las hayas perdido, por tanto esa prueba no tendrá valor alguno. Hacienda dice “valdrá cualquier justificante”. Pero si el casino no está dispuesto a dar nada, será imposible justificarlo. Aprobar algo con carácter retroactivo tiene estos problemas, aunque tampoco parece que se vaya a cambiar esta obligación por parte del casino.

Hasta aquí la primera parte del artículo sobre la fiscalidad del juego. En breve, segunda parte con las preguntas y respuestas que se pueden estar haciendo los jugadores a la hora de confeccionar su próxima declaración de la renta.

Fiscalidad del juego (2/3): Preguntas y respuestas

Fiscalidad del juego (3/3): Otras cuestiones

Anuncios

Acerca de LINEA GESTION

Asesoría de empresas. Especialistas en emprendedores.

Publicado el 18/04/2013 en Actualidad, Asesoría Fiscal y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. 6 comentarios.

  1. Hola en juegos online en bt365i bwin se tendra que pagar a haciendoa desde el 2011 i 2014 si e tenido ganancias y perdidas. I no e ganado nada tendre que pagar hacienda?

  2. Hola,buenas tardes.hace una semana recibí una notificación de hacienda en la cual me citan el día 16 de noviembre y en la cual me dicen que van abrir una investigación sobre mi renta de 2012 2013 y 2014.yo en 2012 saque 265000 euros de una página de apuestas pero tampoco se lo cantidad exacta que perdí. Imagino que irá por ahí el tema porque no lo declare.e estado informándome sobre las sanciones y en mi caso superaría los 120000 euros y se considera grave.tendria pena de cárcel?yo estoy dispuesto a pagar pero ahora mismo no dispongo de dinero ni de bienes que puedan embargar.si llego a un acuerdo con ellos para el pago tendría que cumplir una pena de cárcel?gracias por la atención

  3. Efectivamente, a partir de 120.000€ de cuota defraudada es un delito penal que puede llevar aparejada la cárcel. Pero en primer lugar, para que cualquier hecho sea considerado delito es necesario un “dolo”, es decir, una intención de cometer el delito. Si el juez demuestra dolo, pues puede ser una delito penal, aunque si la cantidad no supera por mucho esos 120.000€ la condena, al ser inferior a 2 años, no te llevaría a la cárcel.

    Además, que debas a Hacienda más de 120.000€ no significa que sea delito. Es delito la cuota, no la cuota más la sanción que tengas por no haber cumplido.

    Dicho todo ésto, ahora tienes que hacer frente al expediente administrativo y reunir toda las pruebas oportunas para demostrar que la cantidad ganada es inferior a la ingresada en tu cuenta. Es decir, de las ganancias puedes restar las pérdidas. Es importante para minimizar la cuota defraudada y la sanción correspondiente. Mi consejo es colaborar en todo lo posible con la revisión administrativa.

    Si no tienes bienes ahora mismo, eso sí puede ser un problema añadido, aunque si puedes ir pagando poco a poco, Hacienda te permite el fraccionamiento de las deudas, aunque depende de la cantidad con garantías.

    Suerte.

  1. Pingback: Fiscalidad del juego (/3): Preguntas y respuestas | LINEA GESTION

  2. Pingback: Fiscalidad del juego (3/3): Otras cuestiones | LINEA GESTION

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: